Soy Cristina y me gusta mucho cocinar. Cuando me preguntan quién me enseñó, nunca sé que contestar. Desde siempre me gusta comer bien. En mi casa y en casa de mis abuelos, todos los días se comió rico. Desde chica sé hacer pasteles y siempre buscaba en las revistas la sección de recetas. Cuando me casé, no sabía hacer frijoles ni arroz. La verdad es que no sabía hacer casi nada. Además de postres, sólo sabía hacer Tamal de Cazuela, que me enseñó a hacer Yoya, la abuela de mis primas. Y ravioles, que me enseñó mi nonna. Y entonces, mi marido, me enseñó. Luego, empecé a pedirle a mi abuela todas sus recetas. Descubrí que me encantaba planear y preparar comida, seguir recetas complicadas; no me gustan los atajos y me apasionan los retos. Me desilusiona que una receta no me salga bien y prácticamente obligo a todos en mi casa a probar mil veces lo que hago. Además de cocinar, me gusta platicar y siempre he querido escribir. Como muchos recuerdos llegan a través de aromas y sabores, aquí estoy. Así es como llegué hasta aquí. Vamos a ver qué resulta.

 

©2020 María Cristina MCLA 

info@maria-cristina.com.mx

Desarrollado por www.mas-consultoria.com

  • Instagram
  • YouTube